Saltar al contenido

Carne negra: ¿Qué es y por qué se produce?

La carne negra es un fenómeno que preocupa a la industria cárnica y a los consumidores, ya que puede ser un indicador de problemas en la calidad de la carne. Este oscurecimiento puede aparecer en diversas partes del animal, como la pechuga de pollo o la carne de cerdo, y aunque no afecta a la seguridad alimentaria, sí puede afectar a la apariencia y textura de la carne. En este artículo exploraremos las causas de la carne negra y cómo prevenirla para garantizar la calidad de la carne que consumimos.

Índice de contenido

¿Carne oscura? Descubre qué significa y si es seguro consumirla

La carne oscura se refiere a la parte del músculo del animal que contiene más mioglobina, una proteína que ayuda a transportar oxígeno a los músculos y les da su color rojo oscuro. Por lo general, la carne oscura se encuentra en las piernas y los muslos de las aves y en las patas traseras de los mamíferos.

A diferencia de la carne blanca, la carne oscura tiene un sabor más fuerte y una textura más jugosa. Además, contiene más grasa y calorías que la carne blanca, lo que puede ser un factor a tener en cuenta para aquellos que estén controlando su ingesta de grasas.

En cuanto a su seguridad para el consumo humano, la carne oscura es tan segura como cualquier otra carne siempre y cuando se cocine adecuadamente. La clave está en asegurarse de que la carne alcance una temperatura interna de 75 °C para matar cualquier bacteria o patógeno que pueda estar presente.

Es importante tener en cuenta que la carne oscura no es inherentemente mala o poco saludable, ya que contiene nutrientes importantes como proteínas, hierro y zinc. Sin embargo, como con cualquier alimento, se debe consumir con moderación y como parte de una dieta equilibrada.

La carne negra no siempre es indicativo de daño, descubre cuándo es seguro comerla

La carne negra puede ser un indicativo de que la carne se ha dañado, pero no siempre es así. La descomposición microbiana puede causar que la carne se ponga oscura, pero también puede haber otros factores que la oscurezcan sin que haya peligro para la salud.

Uno de los motivos por los que la carne puede ponerse negra es la oxidación. La carne roja tiene mioglobina, una proteína que contiene hierro y que le da el color rojo característico. Cuando la carne se corta o se rompe, la mioglobina entra en contacto con el oxígeno del aire y se oxida, lo que hace que la carne se ponga marrón o negra. Aunque esto puede afectar su apariencia, la carne es segura para comer.

Otro factor que puede oscurecer la carne es la congelación. Cuando la carne se congela, se forman cristales de hielo que pueden dañar las células de la carne y causar que se oscurezca. Sin embargo, la carne que ha sido congelada y luego descongelada de manera segura puede seguir siendo comestible, aunque puede tener una textura diferente.

Es importante tener en cuenta que la carne oscura también puede ser un signo de descomposición. Si la carne huele mal o tiene una textura pegajosa, babosa o viscosa, es probable que esté en mal estado y no sea seguro comerla.

Descubre el significado detrás de la carne negra

Cookies